Marketing y Finanzas

Mientras que el Marketing  se enfoca en encontrar y satisfacer las necesidades de los consumidores dentro de mercados ya saturados, las Finanzas buscan optimizar la economía empresarial, mediante la creación de valor, minimizando costos y maximizando las utilidades,  para obtener beneficios económicos de su actividad. Desde este punto, se puede establecer una diferencia amplia entre el área de finanzas y el área de marketing de una empresa, pero esta diferencia, no debe ni puede significar que estas dos áreas no trabajen juntas o tengan metas en común. Existe una creencia sobre el antagonismo entre estas dos áreas y como estas no han logrado trabajar en conjunto, ya que sus objetivos están muy separados los unos de los otros. Sin embargo, recientemente se ha propagado un pensamiento holístico; el cual establece que todas las áreas y departamentos dentro de una empresa están y deben estar siempre interconectadas para el éxito de estas; Marketing  y Finanzas no están excluidas.

El Marketing y las Finanzas de cierta manera siempre deben estar alineados con metas en común para poder alcanzar los diferentes objetivos de cada área. A pesar de que, en cierto momento, se puede considerar que los objetivos de cada uno pueden contraponerse, es necesario que nunca se lo trate de esa manera. La clave es lograr una relación beneficiosa entre las dos áreas, ya que ambas forman parte de un sistema interconectado, que es la empresa. Tanto finanzas como marketing buscan obtener logros para su empresa, desde maximizar utilidades hasta la fidelización de los  clientes, son metas relevantes para el éxito de la compañía. Por lo que es imposible aceptar que estos dos departamentos trabajen remotamente sin comunicación o relación. Ahora, la pregunta clave sería; ¿Cómo crear una relación armoniosa y exitosa entre Marketing y Finanzas dentro de la organización?

Es muy importante partir del conocimiento. Ninguna de las dos áreas puede limitarse a tener un mínimo conocimiento la una de la otra, sustentada en una mínima cantidad de reuniones cada cierto tiempo. Es imprescindible mantener una comunicación transparente, clara y constante entra ambas partes. Además, es necesario que tanto el departamento financiero como el de marketing conozcan de manera clara y profunda los objetivos que cada departamento tiene además de los objetivos en común en los que deben trabajar y como esto impacta en el rendimiento empresarial.  “La creación de riqueza parte de acciones simultaneas con metas claras” ( Hormiga Báez, S. 2019). Tal como se establece en el artículo “ El Marketing, las Finanzas y su correspondencia necesaria”  publicado por Puro Marketing, la clave del éxito se basa en establecer metas interconectadas entre los dos departamentos, y mantener un seguimiento continuo de como se ha avanzado para el cumplimiento de las mismas. Además, crear un plan de acción en conjunto, entre marketing y finanzas, establece un camino más claro para accionar por ambas partes, lo cual representará una mejor relación y un cumplimiento de metas más exitoso.

Adicionalmente, es necesario valorar las estrategias y objetivos de cada área. Esto hace referencia a que, el departamento financiero, debe conocer las campañas y estrategias que tomará el departamento de Marketing, apoyarlo e impulsarlo dentro de sus capacidades, del mismo modo, el departamento de Marketing debe tener claro los indicadores financieros y las acciones a tomar por la parte Financiera dentro de la empresa. Generar un presupuesto claro, basado en un análisis financiero, que respalde toda acción dentro del departamento de Marketing y sus proyectos,  logrará mejores resultados para la empresa. Del mismo modo, es necesario que el área de Marketing se vea involucrado en la toma de decisiones de la empresa, ya que de esta manera se lograría satisfacer tanto las necesidades internas (Finanzas) como externas (Marketing) de la empresa.

Una de las herramientas que puede apoyar a esta relación entre departamentos es el Plan Financiero de Marketing. Esta herramienta se basa en segmentar paso a paso el plan de negocio de la empresa, con el objetivo de cumplir las metas propuestas en un determinado lapso de tiempo, normalmente se lo hace a 12 meses. Es necesario que durante este periodo de tiempo se logre alcanzar todas las metas propuestas. Algunos posibles objetivos pueden ser: alcanzar un incremento en ventas, aumentar la cartera de clientes, aumentar el Market Share de la empresa, tener un mejor control de costos, aumentar las ganancias brutas, entre otros. Para que esta herramienta funcione de la manera más óptima; es necesario mantener un seguimiento continuo, con reuniones periódicas en donde se hable de los avances, retrasos, logros y obstáculos que se han presentado a lo largo del camino, para ambas partes.

Por otro lado, existen diferentes estrategias de Marketing que, al ser aplicadas, pueden fortalecer e impulsar las finanzas de la empresa, además de alcanzar los objetivos del departamento de Mercadotecnia. Por ejemplo; las estrategias basadas en costes; en donde se busca reducir los costes necesarios, tomando en cuenta los diferentes rubros según los clientes y ajustados al tipo de servicio o producto que se ofrece. Por otro lado, la estrategia de diferenciación, la cual tiene como objetivo generar confianza y seguridad en el cliente mediante la oferta de un producto o servicio diferenciado, que logra la creación de una cartera de clientes fidelizados, alcanzando y satisfaciendo las necesidades de los consumidores, lo cual al largo plazo atrae más clientes, genera más ventas y por ende las utilidades de la empresa aumentarían, cumpliendo también con objetivos financieros.  Y así, se podría encontrar varios ejemplos de cómo las estrategias de Marketing logran también contribuir con el alcance de los objetivos financieros dentro de una organización.

Finalmente, se puede establecer que a pesar de las diferencias que se identifican entre el Marketing y las Finanzas dentro de la teoría, en la práctica se necesita mantener una relación estrecha entre ambas áreas para poder alcanzar los diferentes objetivos dentro de una empresa. Es necesario comprender que todos los departamentos dentro de una compañía forman parte de una misma estructura, que buscan tener mejores rendimientos, crecer e incrementar su valor. Es por esto que no se debe trabajar por separado entre cada área, si no que se debe mantener una relación y comunicación clara y profunda. En general, la herramienta más eficiente resulta ser la comunicación junto al  planteamiento de objetivos conjuntos, detallando las actividades y limites presentadas para cada área, para así poder complementarse sin intervenir o irrespetar el funcionamiento de cada departamento individualmente.

Referencias:

¡Suscríbete a nuestro blog!

+ posts

Hola! Soy Ma. Emilia Vélez. Tengo 21 años y estoy en mi último año de Finanzas y Administración de Empresas. Me encanta leer y mi escritora favorita es Isabel Allende. Me gusta ayudar a las personas y conocer nuevas culturas y lugares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *